ANKARA, Turquía (AP) — Hasta 60 migrantes podrían haber quedado atrapados en un barco que se hundió la semana pasada en el este de Turquía, dijo el miércoles el ministro turco del Interior.

Turquía lanzó una operación de búsqueda y rescate, con helicópteros y embarcaciones, después de que se reportara la desaparición del barco en el lago Van el 27 de junio. Por el momento, los equipos de rescate han recuperado seis cuerpos.

Las autoridades estimaban que el barco llevaba entre 55 y 60 personas cuando se hundió en medio de una tormenta, indicó el miércoles a la prensa el ministro, Suleyman Soylu, que viajó a Van para supervisar la operación de búsqueda.

Once personas fueron detenidas en relación con la tragedia, señaló. Un administrador local fue destituido por demorar el reporte del incidente, añadió.

Los expertos creen que el barco está bajo 110-120 metros (ente 360 y 394 pies) de agua. Se ha enviado un sistema de escaneo submarino desde Ankara para localizar el pecio, indicó Soylu.

Se creía que los migrantes procedían de Pakistán, Afganistán e Irán, indicó la televisora HaberTurk.

Siete migrantes se ahogaron el año pasado, y otros 64 fueron rescatados cuando su barco naufragó en el lago, que está cerca de la frontera iraní pero queda dentro de las fronteras turcas. Se cree que los contrabandistas transportan a los migrantes por el lago para eludir los controles de policía en las carreteras.

Turquía, que acoge a unos 3,7 millones de refugiados sirios, es un importante lugar de tránsito para los migrantes que tratan de llegar a Europa.

Miles de migrantes llegaron este año a la frontera turca con Grecia para tratar de cruzar de forma ilegal, después de que Ankara cumpliera su amenaza de abrir sus fronteras a los que intentan cruzar a Europa. La medida desencadenó varios días de choques violentos entre los migrantes y las autoridades fronterizas griegas.

Turquía detuvo a 454.000 migrantes el año pasado, indicó Soylu. Este año, las autoridades impidieron que unos 16.000 migrantes llegaran a Turquía por la frontera con Irán y detuvieron a otros 4.500 que lograron cruzar a la provincia de Van.